Dr.Frank Sánchez
Juan XXIII 6130, piso 5, oficina 504. Vitacura. RM
“En busca de la nariz perfecta”

Un estudio llevado a cabo por cirujanos norteamericanos concluye que tienen las proporciones perfectas
08 de Julio de 2014 – 11:19 CEST BY HOLA.COM

Todos tenemos nuestros gustos y preferencias en lo que a la belleza se refiere, pero está claro que, desde la antigüedad, hay unos cánones de belleza que marcan cuáles son los estándares considerados bellos. Y, trabajando sobre este asunto, un grupo de cirujanos plásticos americanos decidió llevar a cabo un estudio para determinar cuál era el tamaño de la nariz perfecta.

Ya han llegado a la conclusión, y es aquella que encuentra la perfección justo en el ángulo de 106 grados entre la frente y el labio… Si te cuesta visualizarlo, lo más sencillo es poner ejemplos prácticos, y, si nos ponemos a buscar ese ejemplo de perfección, nos encontramos con la nariz de la Duquesa de Cambridge, Catherine Middleton, pero también de las actrices Scarlett Johansson, Jessica Biel o Kate Beckinsale.

Según este estudio, que ha sido publicado recientemente en la revista JAMA Facial Plastic Surgery, la esposa del príncipe Guillermo tiene una nariz geométricamente perfecta, un ángulo de 106 grados entre la frente baja y el labio superior. Según los datos del estudio, un ángulo inferior da un aspecto más masculino. Por descontado, los estándares de belleza han ido cambiando a lo largo de los siglos, y no son los mismos en función incluso de la zona geográfica, pero lo cierto es que, hoy en día este es el resultado.

Los expertos opinan
“Se trata de uno de los estudios que se realizan para establecer unas medidas que sirvan de referencia para los cánones de belleza actual. Por supuesto, el estudio es correcto ya que afirma que el ángulo ideal entre el labio y la nariz es de 106º, pero por supuesto esto no quiere decir que un ángulo de 104º sea feo. Además, en el aspecto de la nariz entran en juego muchos más factores a tener en cuenta y probablemente, el aspecto más importante a tener en cuenta es que la nariz sea equilibrada con el resto de las facciones de la cara”, nos explica el doctor Pier Francesco Mancini, Director de la Unidad de Cirugía Plástica de las Clínicas Cres Island Medical Center.

A la vista de estos resultados, ¿acudirán a partir de ahora las pacientes a las clínicas estéticas con este prototipo de nariz ideal? “En ciertas ocasiones sí, los pacientes pueden acudir con fotos de personajes famosos y ,en estos casos, hay que reconducir sus deseos porque aunque fuera posible copiar la nariz de alguien, el resultado sería antiestético si no combina con el resto de la cara de la persona. En realidad, lo que hay que hacer es corregir ciertos defectos estéticos para acercarse a los cánones de belleza como los que sostiene el estudio , sin olvidarse que la nariz tiene que “encajar” en la cara del paciente”, nos explica el doctor.

¿Es la rinoplastia una de las cirugías más demandadas?
La búsqueda de esta perfección es la que toda paciente anhela cuando solicita una intervención de rinoplastia, con la que se corrigen tanto defectos congénitos como aquellos que han sobrevenido por causas como accidentes o golpes fortuitos en el rostro. Cuando en la intervención se corrige no solo la forma de la nariz sino también la dificultad respiratoria causada por una desviación del tabique nasal hablamos de rinoseptoplastia. “Fue la cirugía más demandada en los años 70, pero hoy en día ha sido superada en frecuencia por las liposucciones y la cirugía de aumento de mamas. Aun así, se trata de una intervención muy común por muchos cirujanos plásticos”, apunta el doctor Mancini.

Cada caso, diferente
“Desde luego es necesario un estudio muy individualizado que tenga presente los cánones de belleza establecidos ,pero que los adapte a cada paciente. La nariz tiene que ser armónica y el resultado tiene siempre que ser antes que nada natural y sin el aspecto de nariz operada. La naturalidad tiene que ser siempre la guía estética fundamental de un cirujano plástico”, concluye.

“Rinoplastia y Rinomodelacion: las opciones que existente para modificar la nariz “

Rinoplastía y rinomodelación: Las opciones que existen para modificar la nariz
El primer procedimiento es quirúrgico, mientras que el segundo es provisorio, sin embargo ambos tienen como finalidad mejorar el aspecto de la zona nasal, pero, ¿cuál conviene más? Para saberlo conversamos con la cirujana plástica María Teresa Pesqueira, quien nos contó todo.

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes
La nariz es una de las partes más importantes del rostro, debido a que su forma y aspecto influyen de forma directa en la actitud y personalidad de cada persona. Sin embargo, no todos se sienten satisfechos con la que tienen.

La disconformidad que puede producir su aspecto, o los problemas internos que impiden respirar, suelen ser los principales motivos para que alguien haga un cambio en su perfil. Hoy la gente se está atreviendo, y lo bueno es que con el paso de los años el mercado de la estética se ha preocupado de mejorar los procedimientos para corregir la estructura nasal, por lo que en la mayoría de los casos los resultados son satisfactorios.

En esta carrera por hacer más felices a las personas, la rinoplastía ha tomado la delantera al ser la cirugía más tradicional para mejorar la apariencia de la nariz. De hecho, hace unos años, Letizia Ortiz se realizó una cirugía de este tipo. Sin embargo durante los últimos años, la rinomodelación ha salido al paso para competir, a través de su método “menos invasivo”.

Para aclarar dudas sobre esto, conversamos con la doctora María Teresa Pesqueira, médico jefe del centro de Cirugía Plástica y Medicina Estética de Clínica Santa María, quien nos contó todo sobre estas técnicas.

Rinoplastía vs. rinomodelación
rinoplastiaLa rinoplastía es una cirugía que sirve para modificar la forma y estructuras de la nariz, con la que se puede disminuir o aumentar el tamaño de ésta, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o modificar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También corrige los problemas congénitos, los traumatismos y algunos problemas respiratorios. En definitiva, sirve para mejorar al mismo tiempo el aspecto estético y funcional de esta zona.

La duración de la operación puede ser variar entre 20 minutos y dos horas, según la complejidad del problema y por lo general, la recuperación se da entre una semana y un mes. Según la doctora Pesqueira, la operación “no es muy dolorosa, pero sí un poco escandalosa porque hay moretones e hinchazón por lo menos durante 10 días y luego de deshincharse el resultado final tarda en verse hasta seis meses”.

rinoplastíaLa rinomodelación, en tanto, es un tratamiento para modificar la nariz sin cirugía, que consiste en la aplicación de inyecciones con un relleno especial para darle una forma más armoniosa a la nariz. “Si bien, esto es un procedimiento menos invasivo, igual es importante, pues hace modificaciones en el organismo al introducir en el cuerpo humano una sustancia, un material extraño. Por ese motivo, sólo debiese ser efectuado por médicos que utilicen productos conocidos y certificados por el Instituto de Salud Pública (ISP) y en lugares seguros, como salas de procedimiento certificadas por la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud. Esto quiere decir que debe ser hecho en centros médicos acreditados y no en un instituto estético y menos por un profesional que no sea médico”, explica la doctora Pesqueira.

En cuanto a su utilidad, la rinomodelación, como una forma de corrección provisoria, sirve para modificar las curvas de la nariz y para aportar volumen en los lugares donde falta rellenar. También sirve para corregir los ángulos, con el fin de que se vea más armónica -como por ejemplo, para disimular una nariz ganchosa- y además suele usarse para aumentar la perfección de la punta nasal.

Principales riesgos
Al ser una cirugía, la rinoplastía no está exenta de riesgos, sin embargo, como es efectuada por profesionales que deben ser cirujanos plásticos u otorrinos, es confiable. No obstante, siempre existen posibles complicaciones, como infecciones, sangrado por la nariz o reacciones a la anestesia. Aún así, se trata de riesgos que se pueden minimizar siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones de los profesionales a cargo, antes y después de la operación.

Y aunque la rinomodelación es un método que se promociona como “no invasivo” y más seguro, la especialista de Clínica Santa María explica que “tiene muchos riesgos que se pueden dar, por ejemplo, si la sustancia que se introduce en el cuerpo no es totalmente compatible con el organismo, como puede pasar con los polímeros, las siliconas y otras sustancias que, a pesar de que están prohibidas para uso médico, igual se utilizan. Eso sí, esto también es responsabilidad de los pacientes que no averiguan qué se les administra y quiénes lo hacen”.

A esto, la cirujana agrega que en realidad la rinomodelación “no es un procedimiento inocuo y totalmente seguro, dado que incluso si es realizado por un profesional que administra productos adecuados y certificados -por ejemplo, ácido hialurónico u otro compuesto totalmente biodegradable- igual puede llegar a producir secuelas irreversibles. Por lo general los daños se producen por embolias o trombosis en los vasos sanguíneos cercanos a la nariz, de hecho hasta se han reportado casos de ceguera a causa de esto”, precisa.

¿Quiénes pueden someterse a estos procedimientos?
Los candidatos ideales para someterse a una rinoplastía son aquéllos que buscan mejorar el aspecto de su nariz, sin aspirar a la perfección absoluta. Si la persona tiene buena salud y estabilidad psicológica, esta intervención es idónea, pues le ayudará a tener más confianza en sí mismo. No obstante, como el cambio que se hace con la operación es permanente, los especialistas recomiendan que los pacientes ya hayan desarrollado su cuerpo por completo, por lo tanto la edad recomendada es pasados los 18 años.

En tanto, las rinomodelaciones son convenientes cuando las personas son jóvenes y no tienen “su imagen totalmente formada”. La especialista agrega que se trata de un método ideal para quienes tengan imperfecciones no tan grandes y que quieran corregirlas “esperando la madurez para hacerse una cirugía permanente”.

Precios aproximados
Si bien el costo de estos procedimientos es variable, dependiendo de la clínica o centro donde se realicen, los valores aproximados para una rinomodelación bordean los 500 mil pesos, mientras que la rinoplastía puede realizarse desde los 3 millones de pesos, tomando en cuenta los gastos de pabellón y de los médicos.

EnglishPortugueseSpanish
Menú
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola! Como podemos ayudarte ? 🌷